domingo, 28 de agosto de 2016

¿CÓMO COLABORAR?


SE PUEDE COLABORAR CON:

1- Dinero: 

. Depositando en las cuentas que aparecen en cada Refugio o de cada proteccionista u organización.

. En efectivo, contactándose con las personas.

. De cualquier otra forma que indiquen las personas que lo necesitan para los animales.


2- Alimentos: 

Para diferentes animales y situaciones de salud o emergencia:
. Alimento balanceado para animales adultos, cachorros, que tengan una situación especial de salud.
. Arroz, carne, etc.
(Preguntar cuáles son las necesidades)

3- Tiempo:

. Difusión de necesidades: de alimento, medicamentos, insumos, materiales diversos, adopciones, tránsitos, denuncias, emergencias, etc.

. Difusión de actividades: Jornadas de adopción, de castración, ferias, encuentros, etc.

. Presencia para ayudar en el mantenimiento y limpieza de los refugios, paseo o acompañamiento de los animales, etc.  

4- Medicamentos e insumos para curaciones

. Medicinas de uso veterinario o para humanos según las indicaciones de los profesionales veterinarios: curabichera, antibióticos, etc.

. Insumos: gasas, algodón, cintas,  etc.

5- Productos de limpieza

Lavandina, detergente, trapos de piso, trapos en general, escobas, baldes, etc.

6- Depositando dinero o pagando en efectivo en las veterinarias que atienden a los animales.

Pagos parciales o totales de atenciones veterinarias, estudios, operaciones, consultas, etc.

7- Ropa, alimentos, juguetes, etc. para algunos proteccionistas.

Algunas veces, los proteccionistas son personas muy humildes y ayudan a los animales aún sin posibilidades económicas para vivir bien ellos mismos y sus familias. Brindarles esa clase de apoyo es de gran ayuda.
Todo debe estar limpio y en buen estado de conservación. 


8- Materiales de construcción 

- Alambre tejido, puertas, ventanas, mosquiteros, lonas, baldosas, grifería para baños y cocinas, piletas, chapas, pallets, cables, enchufes, etc.
. Sobrantes de alguna obra.
. Compra en corralones o negocios.
. Cosas que ocupan lugar en las casas pero se sabe que no serán utilizadas.

9- Elementos de paseo

. Collares, correas, abrigos, etc.
. Carritos para animales discapacitados.

10- Colchones, mantas, sábanas, toallas, etc.

. Nuevos o usados

11- Mobiliario y electrodomésticos

. Estanterías, mesas, sillas, heladeras, lavarropas, camas, plantas, etc.

11- Traslados

. Rescates
. Adopciones
. Atenciones veterinarias
. Donaciones
. Ferias a beneficio
. Etc.

12- Mantenimiento de vehículos

. Reparación de desperfectos
. Combustible
. Revisación
. Repuestos
. Etc.

13- Mantenimiento de los refugios y/o de las casas

. Albañilería
. Plomería y gas
. Electricidad
. Pintura
. Cortar el pasto
. Colocar cercos

13- Regalería, ropa, alimentos, electrodomésticos, etc.

Productos nuevos para rifas, venta en puestos, ferias y jornadas a beneficio, etc.
Por ejemplo: cuadros, cafeteras, bijouterie, sábanas, elementos de computación, tortas, empanadas, tejidos, plantas, etc.

14- Necesidades actuales o futuras

. Muchos refugios alquilan lugares para resguardar a los animales.
. Hay gastos fijos de luz, gas, agua, impuestos nacionales, provinciales, municipales, teléfonos fijos y celulares, etc.
. Gastos de combustible y mantenimiento de vehículos que, en general, son de los colaboradores.
. Todos tienen gastos fijos de alimentos y atención veterinaria.
. Algunos pagan sueldos a personas encargadas de los lugares.

. Hay gastos imprevistos, por ejemplo, roturas por el paso del tiempo, vandalismo, problemas climáticos: lluvias, inundaciones.


   Ayudar al otro es un acto de amor.

   Cuando ayudo a otro ser me ayudo a mí mismo.

   Dar sin pretender obtener algún beneficio personal salvo la alegría de brindar y brindarnos.

   Colaborar sin entorpecer.

  ¡Criticar es bueno! Las críticas constructivas siempre sirven; aquellas que sólo afectan negativamente la obra o las acciones de los otros lastiman a las personas y no conducen al mejoramiento de la situación de los animales.

   Muchas veces, en el afán de cooperar, se emiten opiniones apresuradas que no ayudan.

   Los rescatistas y proteccionistas priorizan lo urgente según lo que les va sucediendo en su accionar. Criticarlos despiadadamente luego de pasada la emergencia o por las decisiones cotidianas los entristece, desalienta, indigna y enoja. Ellos dedican mucho tiempo a esta labor y también tienen sus familias, amigos, afectos varios, obligaciones, trabajo y horas de descanso y esparcimiento. Muchas veces están solos, otras tantas solamente cuentan con un pequeño grupo de apoyo, no cuentan con los medios económicos y/o materiales pero, aún así, continúan con esta noble labor .
   Hay muchas personas que ayudan a los animales y muchas formas de hacerlo. 
   Cada uno es libre de colaborar con quien quiera y con lo que pueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario